19 de marzo de 2012

Reflexiones fashionistas: tacones.

El otro día leyendo un libro sobre Coco Chanel, en una de sus reflexiones hablaba sobre los zapatos de tacón. No eran su prenda favorita, no conseguía entender porque las mujeres se torturaban con esos altos tacones. Decía que eran típicos de las señoras de la alta burguesía, que dedicadas al ocio, pasaban todo el día sentadas. Esos zapatos que utilizaban para no moverse eran lo que les distinguía del resto de clases sociales.

Todos sabemos lo bueno: son preciosos, y estilizan las piernas. Pero también sabemos que lo malo supera a lo bueno en este aspecto. Pero nos da igual.

Photobucket

A raíz de la opinión de la gran maestra, me he plantado varias cosas…

  • Lo que nos preguntamos todas cada vez que nos subimos… ¿por qué amamos algo que nos daña? Además puede ser algo más que un simple dolor, torceduras de tobillo, caídas... Y recordemos como Victoria Beckham fue obligada a bajarse de los tacones y a operarse por juanetes. Le quita un poco el glamour a la situación.

Photobucket Photobucket

  • ¿Alguien puede explicar esa maravillosa sensación de bajarse de unos tacones después de una noche bailando? Es tan placentera… aunque hace unos segundos quisiésemos matar al mismísimo Monsieur Louboutin y a todos sus conocidos.

Photobucket


  • Los tacones ya no son sólo signo de femenidad o elegancia. Incluso de inteligencia y carisma. Así dijo Esperanza Aguirre “Cuando llevo zapatos planos, no hago declaraciones” y Victoria Beckham “Sin tacones no puedo pensar”.

Photobucket

  • Una cosa que me intriga mucho, es por qué nos ponemos tacones para salir. Las personas que a diario no llevan zapatos altos, se los ponen por la noche. No encuentro el sentido a estar sobre 12 centímetros cuando vas a estar toda la noche en vela, bailando, moviéndote. En cambio, veo más racional hacerlo durante el día si tu trabajo consiste en coger un transporte, sentarte en una oficina o una clase, y moverte apenas en las siguientes horas. Sin embargo, insistimos en estar cómodas para estar sentadas y sufrir cuando más nos movemos.

Photobucket

  • El hecho de subirse a unos tacones por querer crecer unos centímetros. Me incluyo, claramente. Porque al fin y al cabo, yo me comparo con las demás. Pero si las otras también se suben, sigo siendo la más bajita. Porque pocas personas altas se dan el lujazo de prescindir de los tacones. Por lo tanto, al final, es estúpido. Seguimos todas en la misma escala, con más centímetros encima, y sufriendo.

Photobucket

  • El fetichismo. El amor incondicional que sienten algunas personas por los zapatos supera la cordura. Especialmente, al convertirse una mujer con tacones en uno de los elementos sexuales más potentes.

Photobucket

Sin embargo, todas caemos. De hecho ya estoy ahorrando para los siguientes.

Photobucket

Photobucket

¿Alguna vez reflexionais sobre ese dolor atractivo?


xx

B.

20 comentarios:

  1. Qué bueno Bea!!
    Toda la razón del mundo!
    Yo muchas veces he pensado todo esto...aay los tacones...
    Yo tengo los tobillos con demasiada elasticidad y el llevar tacones me supone un dolor de tobillos...pero aún asi...ya estoy pensando en comprarme mis primeras suelas rojas #dolordepiesincludios

    un besitoooo

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas reflexiones, tienes toda la razon pero seguiremos sufriendo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Es un placer culpable! todas sabemos que se sufre, pero igual los usamos, dificil de entender no?.
    saludos =)

    ResponderEliminar
  4. jaja Que buen post! Tenes razón pero es inevitable usarlos!! Son tan lindos!!
    Saludos!!
    Melu

    meluandmila.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Dear B (dear P) hoy soy mas fan tuyo que ayer y menos que mañana... nunca dejas de sorprenderme en tus posts!! Te lo dice un enamorado de los Pumps!!

    GUAPOS!!

    Muaaa!!

    No OlvideIs que...
    MODA ERES Y EN MODA TE CONVERTIRÁS

    D.

    ResponderEliminar
  6. He reflexionadao como túsobre ésto, y la conclusión es wue aunquesufra, aunqueme salgan roces, ampollas, durezas....no hay nada que me haga sentir divina tan rápido!!!! Por eso soy una esclava más del tacón...
    Y nunca serán suficientes!!!!
    Por cierto, preciosos para los que estás ahorrando!

    ResponderEliminar
  7. No importa el dolor.
    ¡¡Vivan los tacones!!
    Besos...

    ResponderEliminar
  8. Me encantaron las reflexiones! Muchas veces hay que aguantarse el dolor con tal de estar divinas.
    http://streetstyle-byv.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  9. Me apasionan los taconessss ,y me encanta tu blog , pasate por el mio y si te parece nos seguimos!

    Un besue fuerte!!

    Sue!
    http://elmacostunidesue.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los tacones y aunque a veces llegue a odiarlos siempre vuelvo a caer en la tentación jajaja

    un beso

    ResponderEliminar
  11. me encanto el post!! a decir verdad me rei mucho!! tienes tanta razón!! pero sigo sin entender porque nos empeñamos en ponerlos..y porque les gusta mas a los chicos (sobre todo al mio) una mujer subida en tacones, que en unas simples bailarinas...
    que facil seria si no existieran :D
    besitos!!
    http://leisceglie.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. A mí me encantan pero reconozco que cada vez los utilizo menos, me estaré haciendo mayor? jeje! ;P

    xoxox

    ResponderEliminar
  13. Pues yo soy chica de zapatos planos!! jaja! Aunque ciertamente, los tacones estilizan mucho más! Ya dicen que para presumir hay que sufrir...
    Besitos!
    MY LITTLE SUEDE SHOES

    ResponderEliminar
  14. a mi hay tacones que m duelen solo de mirarlos!
    olguiscloset.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  15. A mi me encantan los tacones! Verlos, llevarlo, almacenarlos y quitarmelos después de unas horas andando con ellos =D
    Genial el post ;)
    un beso

    ResponderEliminar
  16. a mi me gustan mucho! aunq si q es verdad que los muy altos me cuesta ponermelos, pq es demasiada tortura!! un besazo chicos!!!

    ResponderEliminar
  17. Si el comentario sale repetido dejar solo uno que llevo una pila de intentos ¬¬, no si alguien os lo ha comentado pero "desaparece" el cuadro de dialogo cuando estas escribiendo.
    El caso es que yo soy una de esas que pasan toda las semana en planos planisimos y para salir o algo especial se planta unos taconazos sin punto medio y cuanto mas altos mejor! tengo que decir en mi defensa que yo al trabajo voy caminando, son 10 minutos, pero siempre salgo con el tiempo justo y con 12 cm igual me mato.
    Me gustan tu nuevo objetivo!
    bss

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado el post, una reflexión muy completa y con la que coincido en muchas cosas.
    Sin embargo soy de las que no puedo bailar si no estoy subida a unos buenos tacones, además, la sensación de feminidad que se siente con ellos no se consigue con nada más.
    Gran post, un beso desde el armarioenduddas :)

    ResponderEliminar
  19. me encanta leer este post, un sábado por la mañana, con un dolor de pies que ni me tengo...pero eso sí, con zapatillas de estar en casa :)
    Las mujeres dentro de unos años, nos odiarán por el castigo que nos hemos dado...y no les faltará razón..
    besines chicos ^^

    ResponderEliminar
  20. Yo reflexiono bastante sobre el tema,incluso he pensado alguna vez que en un futuro me va a pasar lo mismo que a Victoria, espero que no je je. Me los pongo a diario,porque mi rutina es de autobus-clase y paso mucho tiempo sentada. Suelo, aunque no siempre, llevar mas tacón a diario que cuando salgo, porque incluso estando acostumbrada veo poco viable estar horas de pie y bailando subida a unos tacones de 12-13 centímetros. La altura perfecta para bailar yo creo que es unos 6 centímetros. Y nunca llevo bailarinas de repuesto porque me gusta llevar bolsos mini por la noche, voy a acabar mal XD.
    Un besito

    ResponderEliminar