1 de julio de 2012

Diseño de vestuario: Patricia Monné


Hace unos meses asistí a un ciclo de cine y moda en mi universidad, y esta fue mi conferencia favorita, por lo que quiero compartirla con vosotros. Patricia Monné cuenta con una larga trayectoria profesional como diseñadora de vestuario. Ha participado en numerosas series de televisión y películas, la última, Luces Rojas del español Rodrigo Cortés, con Robert de Niro, Sigourney Weaver y Cillian Murphy.

Image and video hosting by TinyPic

Patricia nos ilustró sobre el proceso de diseño de vestuario desde el momento en el que recibe el guión hasta que se filma la película o serie. Es el siguiente:
1. Patricia recibe un guión. Le gusta, no le gusta, eso es cosa suya. A partir de este momento ella comienza a imaginar la personalidad de los personajes, y la ropa que ayudaría a los espectadores a conocerla mejor.
2. Si está interesada, mantiene una entrevista con el director o directora del proyecto. En esta entrevista, Patricia recibe el punto de vista sobre los personajes de la mano del director, lo que puede facilitar o dificultar el proceso de creación de vestuario.
3. A partir de este momento Patricia tiene que idear la ropa que cada personaje llevará en cada escena, a partir de las pautas del guión, del director, y de la experiencia de su profesión.
4. Cuando ya sabe qué llevará cada uno, tiene que conseguir la ropa. Patricia y su equipo recorren tiendas y almacenes, de gran tirada o exclusivos, para conseguir reflejar lo mejor posible la personalidad de cada personaje. El presupuesto de la película es esencial en esta parte del proceso.
5. Cuando ya tiene la ropa, tiene que realizar pruebas de vestuario privadas con los actores. Ella, una cámara y un actor o actriz que medio mundo mataría por ver en el estado que ve Patricia. Toma fotos de todas las diferentes opciones y en diversos ángulos para así conseguir la mayor efectividad respecto a las cámaras.
6. Estas fotos son llevadas al director, que, si da su aprobación, dará paso a…
7. Pruebas definitivas de vestuario, maquillaje y luces con los actores antes de comenzar a filmar la película o serie.

Este proceso puede complicarse enormemente por cualquier factor, ajeno o no a la producción. Muchos actores o directores se encuentran pocos predispuestos a colaborar, aunque el mayor problema suele presentarse a la hora de comprar la ropa. Patricia suele acudir a showrooms donde las marcas puedan dejarle ropa, aunque no siempre es tan sencillo. Sea por la crisis que vivimos actualmente o porque no todas las actrices llevan una 36. Ponía el ejemplo de como en Luces Rojas Robert de Niro interpreta a un hombre con mucho dinero, lo cual debería reflejarse en la ropa. Acudió a Ermenegildo Zegna y consiguió prácticamente todo el vestuario de esa casa. Sin embargo, eso con un actor español no suele ocurrir. Solo ocurre si eres Robert de Niro.

Image and video hosting by TinyPic


Otra dificultad son las escenas en las que la ropa se mancha, se rompe, o que se tienen que repetir muchas veces. Cillian Murphy tiene una escena de pelea en la película de Rodrigo Cortés. Por lo tanto, hubo que comprar 17 trajes para que no hubiese ningún problema. Milimetrado cada rasguño a cada toma. Eso sí, no hay presupuesto para 17 trajes de Ermenegildo Zegna, pero sí para 17 trajes de Zara. Patricia Monné pone de manifiesto la gran utilidad del lowcost en las series o películas. Aunque hay momentos en los que es necesario ver calidad, si ese personaje interpreta a una persona con mucho dinero, en la mayoría de los casos se pueden utilizar prendas de Zara, H&M o Primark. Y cuando se busca lujo no siempre es necesario ir a Louis Vuitton, tal vez sea suficiente con Purificación García. Eso sí, con los derechos de imagen no pueden jugársela. Nada de logos, nombres o colores estridentes.

Image and video hosting by TinyPic


En las series se encuentra con ventajas e inconvenientes. La mayor dificultad es el tiempo. Según Patricia Monné “es más estresante pero más estimulante”. Mientras que en la grabación de una película cuenta con meses para prepararlo todo y mucha tranquilidad a la hora de filmar, con una serie ocurre todo lo contrario. Tras contratar su trabajo con la serie, apenas dispone de tiempo para preparar el vestuario de los personajes. Y mientras se rueda, a ese ritmo frenético, no hay tiempo para comprar nuevo vestuario o realizar muchos cambios. El tiempo es esencial. Lo bueno, es que en las series los protagonistas cuentan con un vestuario fijo durante casi toda la temporada. Esto puede ser beneficioso si funciona desde el primer día y no hace falta renovarlo. Los actores invitados en un capítulo o varios, requieren la ropa en ese momento, a contrarreloj, y bajo las peticiones del director.

Image and video hosting by TinyPic


El boom que han experimentado las series de época en la televisión española y mundial cambia las pautas seguidas hasta el momento por el diseño de vestuario. Ya que por muchas tiendas de segunda mano que se encuentren, no es común encontrar mucha ropa del siglo XVII. Así, empieza lo que Patricia Monné designa como “lo bueno”: diseñar la ropa. Por lo tanto, en estas series la mayor parte del vestuario es a medida y único, intentando ajustarse lo más posible a la época. El resto lo completan básicos que puedan comprarse hoy en día, como una simple camisa blanca en Zara o alguno de los corsés que a día de hoy han vuelto a llevarse.
Patricia se apresuró a explicar que si vemos algún elemento en alguna serie que parezca que no encaja con la época, ella no suele tener la ropa. Y concluyó “hay directores muy caprichosos que con tal de que tal actor lleve un objeto, les da igual el tiempo en el que se encuentren”.
Respecto a algunos trucos, aclara que no todos los actores son perfectos. Los diseñadores de vestuario intentan que lo parezcan. “Muchos tienen tripita, celulitis, y es nuestro trabajo ocultarlo”.
¿Y qué pasa con la ropa cuando acaba una serie o una película? La mayor parte se queda guardada en cajas en los almacenes del estudio. Una pena.


6 comentarios:

  1. Que interesante! No pensaba que se tuviese que seguir un proceso tan largo.Me encanta el post:D
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, una pena que se quede guardado en cajas.
    Me ha encantado el post: es interesante saber cual es el trabajo que hay detrás del vestuario de una peli. Muy bueno!

    un beso!

    ResponderEliminar
  3. genial el post, me ha parecido súper interesante, gracias por compartirlo.
    muaks.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado èste post,hay muchas cosas que no sabia y te agradezco por compartirlas con todas nosotras.Un beso,Daniela V.

    ResponderEliminar
  5. Interesantísimo post. Me encanta éste y todos en los que nos cuentas cosas de historia de la moda, biografías de personajes famosos etc...es como ir a clase. Como me gusta leerlos con calma los voy acumulando pero sinceramente te felicito (bueno os felicito, no sé si éste es de Bea o de Pablo). Bravo de nuevo, este blog es distinto!

    ResponderEliminar
  6. Hello!

    How are you? I have to say you have a lovely blog. I hope you can check out my site: http://theproverbs.net and FOLLOW. Thanks for your time. Hope to hear from you soon. God bless !

    ResponderEliminar