28 de marzo de 2012

Cindy Sherman

Photobucket

Cindy Sherman es una de las figuras más importantes, influyentes y reconocidas del arte contemporáneo, siendo sus fotografías algunas de las más caras de la Historia del Arte. Sus propuestas atrevidas y con un toque fashionista bien merece un hueco en este blog.
La polifacética Sherman nació en Nueva Jersey en Enero de 1954 Para resumir el original concepto de su trabajo, se trata de autorretratos conceptuales en los que modifica su aspecto para convertirse en la protagonista de sus fotos y meterse en la piel de personajes de apariencias dispares. Sus fotografías suelen tener estética y planos cinematográficos y es que también ha ejercido como directora de cine. Su obra es un ejemplo de que el arte puede no ser solo un cuadro armónico e inspirador, sino también un reflejo del momento histórico que vive el autor y su obra, es a veces bella pero en otras ocasiones refleja sensaciones o situaciones poco armónicas.

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Photobucket

Photobucket

Todo lo hace ella, el maquillaje, la peluquería los decorados y en cuanto a la ropa, algunos de sus amigos como Marc Jacobs suelen prestarle parte de sus colecciones, que Sherman utiliza de forma imprevisible. Diseños de Jil Sander, Givenchy o Balenciaga también suelen aparecer en sus instantáneas. Siguiendo con su relación con la moda Sherman ha sido la autora de editoriales en revistas de moda como Harper´s Bazaar o Vogue Paris, Campañas para Comme des Garçons o su amiguísimo Jacobs. También ha colaborado para Balenciaga creando una serie de imágenes denominadas como “Untitled Balenciaga”. En los últimos años ha comenzado a diseñar joyas y se ha convertido en imagen de la firma de cosméticos M.A.C.
Actualmente Sherman vine en Nueva York donde tiene su estudio

Photobucket
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

¿Os gusta esta artista? ¿Os sorprende su camaleónica obra?

xx,

P.

24 de marzo de 2012

Rojo que te quiero rojo

El pasado miércoles Dolores Cortés nos invitó a la presentación de su colaboración con Special K. La verdad es que con este tiempo que está haciendo, sentimos el verano cada vez más cerca. Y no sé a vosotras, pero para mi la operación bikini parece que necesita alargarse un poco más. Así que asistimos a la presentación donde vimos a 6 mujeres maravillosas que incrementan el agobio pre-verano.
La firma, conocida por su ropa de baño, creó una colección basada en el culto a la mujer. Cualquier tipo de mujer, que se quiere, que se cuida, y quiere lucir su cuerpo sin miedo.
La colección, titulada "Quiérete" se basa en 6 tipos de trajes de baño pensados para diferentes tipos de mujer. El protagonista el color rojo.
En la presentación contamos con una charla informativa de parte de Dolores Cortés, una representante de Special K y con Maria Vila, coach.

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket


¿Cómo lleváis la operación bikini?
xx
B.

19 de marzo de 2012

Reflexiones fashionistas: tacones.

El otro día leyendo un libro sobre Coco Chanel, en una de sus reflexiones hablaba sobre los zapatos de tacón. No eran su prenda favorita, no conseguía entender porque las mujeres se torturaban con esos altos tacones. Decía que eran típicos de las señoras de la alta burguesía, que dedicadas al ocio, pasaban todo el día sentadas. Esos zapatos que utilizaban para no moverse eran lo que les distinguía del resto de clases sociales.

Todos sabemos lo bueno: son preciosos, y estilizan las piernas. Pero también sabemos que lo malo supera a lo bueno en este aspecto. Pero nos da igual.

Photobucket

A raíz de la opinión de la gran maestra, me he plantado varias cosas…

  • Lo que nos preguntamos todas cada vez que nos subimos… ¿por qué amamos algo que nos daña? Además puede ser algo más que un simple dolor, torceduras de tobillo, caídas... Y recordemos como Victoria Beckham fue obligada a bajarse de los tacones y a operarse por juanetes. Le quita un poco el glamour a la situación.

Photobucket Photobucket

  • ¿Alguien puede explicar esa maravillosa sensación de bajarse de unos tacones después de una noche bailando? Es tan placentera… aunque hace unos segundos quisiésemos matar al mismísimo Monsieur Louboutin y a todos sus conocidos.

Photobucket


  • Los tacones ya no son sólo signo de femenidad o elegancia. Incluso de inteligencia y carisma. Así dijo Esperanza Aguirre “Cuando llevo zapatos planos, no hago declaraciones” y Victoria Beckham “Sin tacones no puedo pensar”.

Photobucket

  • Una cosa que me intriga mucho, es por qué nos ponemos tacones para salir. Las personas que a diario no llevan zapatos altos, se los ponen por la noche. No encuentro el sentido a estar sobre 12 centímetros cuando vas a estar toda la noche en vela, bailando, moviéndote. En cambio, veo más racional hacerlo durante el día si tu trabajo consiste en coger un transporte, sentarte en una oficina o una clase, y moverte apenas en las siguientes horas. Sin embargo, insistimos en estar cómodas para estar sentadas y sufrir cuando más nos movemos.

Photobucket

  • El hecho de subirse a unos tacones por querer crecer unos centímetros. Me incluyo, claramente. Porque al fin y al cabo, yo me comparo con las demás. Pero si las otras también se suben, sigo siendo la más bajita. Porque pocas personas altas se dan el lujazo de prescindir de los tacones. Por lo tanto, al final, es estúpido. Seguimos todas en la misma escala, con más centímetros encima, y sufriendo.

Photobucket

  • El fetichismo. El amor incondicional que sienten algunas personas por los zapatos supera la cordura. Especialmente, al convertirse una mujer con tacones en uno de los elementos sexuales más potentes.

Photobucket

Sin embargo, todas caemos. De hecho ya estoy ahorrando para los siguientes.

Photobucket

Photobucket

¿Alguna vez reflexionais sobre ese dolor atractivo?


xx

B.

13 de marzo de 2012

DIANA VREELAND

Photobucket

En este blog hemos hablado en muchas ocasiones de mujeres que nos inspiran y una de ella es la gran Diana Vreeland, que fue editora de Vogue y Harper´s Bazaar, una mujeres influyentes e inteligentes que ha marcado la moda del siglo XX.
Diana nació en 1903 en Paris, su madre era una estilosa americana y su padre era americano. La familia emigro a Estados Unido tras el estallido de la primera Guerra Mundial. En el año 1937 Vreeland comenzó a trabajar como columnista de Harper´s Bazaar. Sus artículos comenzaban con “Why don´t you?” (“¿Por qué no?”) A partir de esa pregunta planteaba las más extravagantes sugerencias como ¿Por qué no lavas el pelo de tu hijo con Champagne? o “¿Por qué no transforma su viejo tapado de armiño en una bata de baño?” , fue precisamente su extravagancia, su elegancia, su modernidad lo que hipnotizaba en los círculos más exclusivos de la época. Durante su etapa en Harper´s Bazaar trabajo con Grandes como Cecil Beaton o Avedon y consiguió imprimir su exquisito gusto en la revista. A principios de los sesenta se convirtió en asesora de la primera dama Jackie Kennedy. En 1961 presento su renuncia a seguir trabajando como editora de la revista.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

En 1963 empezó a trabajar en Vogue donde también fue editora. Los efervescentes 60 y las inquietudes y estilo de Vreeland convirtieron a VOGUE en una publicación innovadora y excéntrica que abogaba por el “Do it yourself”, la cultura punk y que descubrió a grandes iconos de la moda como Edie Sedgwick que sería musa de Warhol al que también apadrinaba Vreeland.
En los 70 Condé Nast dejo de apoyarla y considero que su trabajo en Vogue era demasiado excéntrico y no parecía estar dispuesto a seguir manteniendo sus extravagancias, esto precipito su salida de la revista. Tras su salida de VOGE Diana Vreeland comenzó a trabajar en el Metropolitan Museum of Art, donde ejercía como consultora y organizo importantes exposiciones. En 1984 escribio su titulada DV. Murió en 1989, a los 86 años.

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket


¿Qué os parece Diana? ¿Os inspira tanto como a mí?

xx,

P.

Photobucket