23 de octubre de 2012

Reflexión del tercer aniversario

Ayer, 22 de octubre, Violet Dreams cumplía 3 años en la red. Y se nos olvidó. 

Photobucket

Este proyecto comenzó con 16 años, como un regalo a la otra parte de este blog, Pablo. Y como si fuese lo más importante del mundo, lo mantuvimos en secreto a nuestros amigos y familia hasta que demostramos que podíamos conseguir algo considerable escribiendo sobre trapitos. Y para nosotros ese conseguir algo fue que nos invitaran a las Jornadas de Blogs de Moda. Así que imaginaros como estábamos ante nuestra primera entrada para un desfile.

No quiero dar a entender que sea un reto pequeño ir a esas Jornadas (a las que no hemos podido volver pero que nos encantaría porque son una fuente de aprendizaje), ni mucho menos que sea fácil que un diseñador te invite a ver su colección. Lo único que quiero decir es que los intereses, y el punto de vista de algo como un blog de moda, puede cambiar mucho en 3 años.

Lo que a mi me ha aportado una simple página de internet ha sido poder asistir a eventos que jamás pensaría, conocer a gente maravillosa y ver la vida desde otra mirada. Y soy feliz porque aunque publiquemos cada una o dos semanas, nos sigáis visitando (que las estadísticas no mienten), mandando notas de prensa y pensando en nosotros para encuentros y fiestas especiales.

Photobucket

Pero en estos 3 años, repito, han cambiado muchas cosas. Una máxima de esta página ha sido siempre el escribir por placer, y no por obligación. Y siempre había funcionado. La diferencia está en que ahora la inspiración en vez de tres veces por semana nos llega dos al mes. No podemos hacer nada para remediarlo. Seguimos adorando la moda y todo lo que le rodea, pero también nos gustan muchas otras cosas. Una buena exposición, una cena como Dior manda e ir al cine. Y cuando llego a mi casa agotada después de un día de clases, alomejor prefiero ponerme un capítulo de American Horror Story antes que mostraros (como han hecho otras cien páginas antes) lo mona que iba Miranda Kerr está semana. Pero es que, que le vamos a hacer, siempre va ideal. 

Si hace 3 años soñábamos en clase con ahorrar para unos zapatos de Prada, hoy nos conformamos con comprarnos algo en COS en rebajas. Obviamente seguimos queriendo unos zapatos de Prada, pero antes de verdad pensábamos que podíamos ahorrar todo ese dinero y ahora sabemos que nos es imposible, al menos de momento. La situación actual nos ha enseñado a valorar la calidad a nuestro alcance, y a hacer buen uso del lowcost. Porque Zara es maravilloso pero también lo es Lefties y Primark. Y un buen DIY te dará el toque que te falta, siempre y cuando no te dejes llevar por esas diez chicas que lo han hecho igual. Porque en ese caso acabará en la basura o al final del armario.

Si hace 3 años comprábamos la VOGUE España religiosamente todos los meses, y la devorábamos, la aparición de Melania Pan en nuestra vida lo cambió todo. Nos dimos cuenta de que la vida no está hecha ni de LBDs ni de la colección que compraste de Balmain hace (también) 3 años, Yoli. Y que los demás no tenemos por qué pagar tu error. Y que Anna Wintour será mucha Anna Wintour, pero que llevo dos años cayendo en su trampa de los 10€ por 700 páginas de publicidad y 100 de contenido. 

Photobucket

Si hace 3 años los blogs de moda eran una parte muy importante de nuestra vida, hoy apenas nos acordamos de unos pocos. Seguimos visitando a nuestros favoritos. Porque hay gente que siempre sabrá hacerlo bien. Y tenemos la suerte de que muchos sean amigos. Ahora de entre 30 blogs de moda, 1 merece la pena. Y no tengo tiempo de ponerme a buscarlo. La cantidad por lo general disminuye la calidad. El ansia de poder y de aparecer en en spotlight de la blogosfera española me ha puesto muchas veces de los nervios. 

Y hasta aquí mi reflexión del tercer aniversario de Violet Dreams.
Pero no os preocupéis, que seguimos aquí. Como ya he dicho, nosotros escribimos por placer. Y todavia hay muchas, muchísimas cosas, que nos hacen palpitar.

Photobucket
Photobucket

xx,
B.

Y FELICIDADES A PABLO. QUE LOS 19 NO SE CUMPLEN TODOS LOS DÍAS.

PD: Los que reconozcáis a los personajes de las foto, y/o a los que os transmita algo tan fuerte como a nosotros, seréis los que entenderéis lo que Violet Dreams significa. Y los que hayáis leído toda mi declaración, alomejor no os sentís identificados, pero siempre seréis bienvenidos.


Photobucket



6 de octubre de 2012

La Revolución de Slimane



Photobucket

Hedi Slimane ha sido y es una de las debilidades de este blog y os hemos hablado de él en infinidad de ocasiones. Era previsible que su llegada a Yves Saint Laurent fuera toda una revolución más allá de la estética de las colecciones. Tras cinco años alejado del universo fashionista dedicado en cuerpo y alma a la fotografía (con gran éxito por cierto) la vuelta de Slimane generaba mucha expectación. El caso es que no sé si me gusta su revolución: no se si me gusta que haya impuesto  un nuevo nombre a la empresa -ya no será Yves Saint Laurent, si no Saint Laurent Paris-, no me gusta que haya dedicado su primer desfile a Pierre Bergé -mi animadversión a Pierre Bergé merece un post aparte-, no sé si la colección ha cumplido mi expectativas y sobre todo no entiendo sus peleas de patio de colegio con los cronistas de moda.
Dejando a un lado el tema del nombre y la dedicatoria a Pierre Bergé, vamos a empezar por la colección que debería ser el tema central del debut de Slimane. Destaquemos lo mejor, maravillosas las capas, los smokings y los pitillos de cuero (Hedi sabe de lo que hace cuando se trata de pitillos). También me gustan las grandes lazadas en el cuello y es razonable la revisión de la sahariana, uno de los clásicos de Yves Saint Laurent. Los sombreros también son bonitos pero no hay mucho más que decir. Todo es ponible, ropa fácil pero si unimos dos grandes nombres que han cambiado la historia de la moda, Yves Saint Laurent y Hedi Slimane, podría haber salido algo un pelín más espectacular. 

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket

Lo que menos me ha gustado de lo sucedido estos días con la vuelta de Slimane tiene que ver con su polémica con los periodistas. Cathy Horyn, la veterana periodista del New York Times escribía en su columna sobre la colección: "Las prendas del señor Slimane adolecen de espíritu nuevo [...]. La impresión que me trasmiten es la de alguien que ha estado desconectado de la moda durante varios años. No hay nada nuevo que aprender aquí"
Lo que nadie esperaba es que la reacción de Hedi iba a ser tan tajante y hasta revanchista: vía Twitter,  Slimane publicaba una carta abierta: "La señorita Horyn es una abusona de patio de colegio y también un poco una humorista tipo Club de la Comedia" y la cosa no acababa ahí, el diseñadora calificaba a la periodista como "escritora del montón, un poco provinciana", de la que "ha oído" que tiene un sentido del estilo "seriamente atrevido". Para terminar la carta una última puya: "No me importan las críticas si vienen de un crítico de moda, no de una publicista encubierta".

Photobucket

 Parece que el mal rollo entre los dos viene de los tiempos de Slimane en Dior Homme y al parecer había vetado a la cronista en todos sus desfiles. Lo peor es que no es la única, también se negó la entrada al desfile a Imran Amed fundador de “The Business of Fashion” por haber hecho ciertas críticas al trabajo de Slimane. Parece que el descontento por el trato recibido es casi unánime entre los cornistas de moda y es que parece que las Relaciones Publicas de Yves Saint Laurent no habrían gestionado con mucho éxito ni las invitaciones ni el sitting del desfile. No es comprensible que se desprecie o vete a profesionales por el mero hecho de no mostrar entusiasmo con las colecciones y sobre todo no se entiende por qué Slimane se implica tanto en el asunto descalificando públicamente a una periodista.
Y sigo siendo fan de Slimane, vaya por delante.

¿Qué os ha parecido su vuelta? 

P.